lunes, 28 de mayo de 2012

Suecia VS España – Densidad de población y sus consecuencias

Una de las cosas que más sorprende a los españoles es que Suecia es un país con una superficie muy similar a la de España. Mientras que nuestro país alcanza casi el medio millón de kilómetros cuadrados, Suecia se queda en cuatrocientos cincuenta mil. . La reacción habitual de un Español es “¿de verdad? Por alguna razón no me esperaba que Suecia fuese un país tan extenso”. Concretamente la superficie de Suecia es un 89.16% la superficie de España. Suecia es un país más grande de lo que parece, en parte porque es muy “alargado” y en parte porque como no llega a los diez millones de habitantes, automáticamente se presupone que será relativamente pequeño.

Mientras que en España la población total en 2011 sobrepasó los 47 millones de habitantes, en Suecia la población total está más cerca de los 9 millones que de los 10 millones. Haciendo el sencillo cálculo de dividir el número total de habitantes de cada país entre su superficie podemos ver que las densidades de población difieren enormemente. En Suecia la densidad de población es de 22 habitantes por kilómetro cuadrado, por los 94 habitantes por kilómetro cuadrado de España ¡La densidad de población en España casi quintuplica la densidad de población en Suecia!

Este dato puede tener un impacto cultural mayor de lo que parece. Como históricamente Suecia ha tenido una densidad de población baja sus habitantes han vivido relativamente alejados los unos de los otros, probablemente uno de los motivos por los que los suecos son tan reservados y valoran tanto su privacidad. Una densidad de población elevada seguramente termina dando lugar a la implantación de un mayor número de normas sociales para poder mantener un razonable equilibrio entre privacidad y sociabilidad; probablemente por ese motivo hoy en día no es extraño escuchar en las calles de países con una densidad de población más elevada como el Reino Unido, Francia o España expresiones como “buenos días”, “buenas tardes”, “hasta luego”, etcétera. Los saludos son algo habitual , y se considera educado reconocer la presencia de desconocidos y por lo menos saludarles, aunque sólo sea con un escueto "buenos días" o "buenas". En Suecia saludar a desconocidos no es ni mucho menos habitual, y los saludos se utilizan poco.

En Suecia también hay expresiones similares, faltaría más. Pero la gente parece no usarlas con la misma frecuencia. A veces esto puede llevar a un español a pensar que los suecos en general son maleducados. No es así; el problema es que en muchas ocasiones carecen de la costumbre de utilizar expresiones para saludar con asiduidad, y como además anteponen privacidad a sociabilidad el problema se acentúa. Como he mencionado anteriormente, en España es socialmente aceptable (y bastante habitual) murmurar un “buenos días” cuando te sientas al lado de alguien en la sala de espera del hospital, en el autobús o en tu asiento del avión; en Suecia eso no pasa, sería una intromisión en la privacidad ajena. Si saludas a un desconocido, esa persona pensará que quieres sacar algo de ella así que hará lo posible por proteger sus pertenencias, su privacidad e ignorarte con todas sus fuerzas.

¿Tiene la densidad de población algo que ver con la forma de ser de suecos y españoles? No he estudiado sociología, pero desde la humildad que me otorga no haber estudiado los pormenores del comportamiento humano creo que sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada