sábado, 7 de agosto de 2010

Mis primeros días en Estocolmo. El infierno de buscar piso

Terminé mi post anterior subiéndome a un avión de camino a Estocolmo, y comienzo este post justo después de aterrizar. Afortunadamente no tuve ningún problema con el equipaje, por lo que pude subirme a un taxi de camino al que iba a ser mi alojamiento temporal por tiempo indeterminado: el hotel Micro. A pesar de que sus habitaciones son poco más que camarotes de barco, su proximidad a mi universidad y su precio (el más barato de Estocolmo) lo convertían en la mejor opción.

A mucha gente le puede parecer increíble que sea tan complicado encontrar un sitio donde vivir en una capital europea. Normalmente si estás dispuesto a pagar puedes encontrar alojamiento en Madrid, Paris, Londres... donde sea. Pero no es Estocolmo. La situación se ve agravada por la abundancia de scammers (timadores) que se aprovechan de desesperados para intentar estafarles a través de internet, pretendiendo alquilarles un piso inexistente. Es curioso que la procedencia de la mayoría de estos scammers sea Nigeria, parece que han encontrado un filón.

Otras personas pueden pensar que la universidad debería haberse preocupado un poco más e intentar buscarnos algo a todos los estudiantes. Cierto. El problema es que el número de estudiantes internacionales creció desmesuradamente al pasar de enseñar en sueco a enseñar en inglés y la SSE no estaba preparada para buscar alojamiento a todos los estudiantes que lo necesitaban. Eso sí, intentaron facilitarnos nuestra búsqueda en la medida de lo posible dándonos una lista de páginas web en las que buscar piso y apuntarnos por si sonaba la flauta. La principal de esas páginas es la del SSSB (svenska-no-se-que-leches-bostader), donde se apuntan todos los estudiantes que tienen pensado cursar estudios de grado o de postgrado en Estocolmo. El problemilla es que los estudiantes internacionales no tienen posibilidad alguna de encontrar nada. A los suecos les pirran las colas y los sistemas perfectamente organizados, la igualdad absoluta de oportunidades, etc etc. Por ello, el portal SSSB está organizado de manera que empiezas a acumular un crédito por día desde que te apuntas a la lista de espera. El sistema no está del todo mal, pero existe un pequeño problemilla: los suecos se pueden apuntar desde los 16 años, con lo que prácticamente todos los suecos van a tener unos 700 puntos cuando tu tengas 50. Aquí no funciona el "maricón el último", así que para los estudiantes internacionales la única posibilidad es que se les aparezca la virgen y encontrar un piso de "última hora", que con esos sí que vale el MEU.

Total, que ya estaba en Estocolmo compuesto y sin piso. Al menos la primera semana era muy light, de introducción, y eso me daba tiempo a estar conectado a internet intentando encontrar algo en una página llamada Blocket, que es estilo segundamano.es. Blocket es muy popular, y hay mucho movimiento de pisos en este portal, pero normalmente si no eres sueco llevas las de perder. Aun así, 10 días después de llegar, el 1 de septiembre, ya estaba mudándome a lo que iba a ser mi residencia temporal durante el mes de septiembre: un piso de 40 metros cuadrados en Kungsholmen, cerca de la estación de metro de Throrildsplan. Aunque el alquiler me salió por un ojo de la cara, se puede decir que fui afortunado. La pega: el 7 de octubre como tarde tendría que estar viviendo en otro sitio.

Todos los estudiantes internacionales que conozco pueden contar historias para no dormir relacionadas con la búsqueda de piso muy parecidas a la mía. Parece mentira que en una capital europea los estudiantes internacionales vivan con esa sensación de inseguridad e incertidumbre.

Esta fue mi primera experiencia negativa con Estocolmo: su descabellado problema de vivienda. En el siguiente post hablaré sobre mi primera experiencia positiva: la "welcome week" o semana de introducción en la Stockholm School of Economics y mi primera semana de clase.

Quizás te interese leer:
- Encontrar piso en Estocolmo
- La tríada sueca: piso - trabajo - novia
- La vivienda en Estocolmo: pesadilla sin fin (vivienda de alquiler)
- La vivienda en Estocolmo: pesadilla sin fin (vivienda libre)
- La situación de la vivienda en Estocolmo: mi experiencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada